CUADERNOS DE EDUCACIÓN SINDICAL # 91

CON ÁNIMO INVENCIBLE
Francisco Pulido Aranda

 
         
   

 

Francisco Pulido Aranda
México, cd. de Méx.
Febrero del 2007.

A mi madre y a
Mi Sulamita.

   

 

DIARIO DE JEREMIAH BARUJ
Diario de Jeremiah Barúj
 1er día

 Comienzo este diario, como la primavera despunta
 Con su clima calido y efervescencia de flores y trinos
 De pájaros .
 Soy un pobre pastorcillo y cuento con siete abriles.
 Mi majada es un grupo de ovejas, que nos dan, a mi
 Madre y a mí, lana, leche, queso y yogurt. Cuando vi-
 Via mi padre, mataba, de vez en cuando, una oveja y
 Comíamos carne. Mi padre Barúj murió cuando yo
 Tenia cuatro años. Vivo en Palestina, al norte en Gali-
 Lea.

 2do día

 Me desperté temprano, cuando el roció empapa las ho-
 Jas de los árboles y pétalos de flores. Estuve un rato en-
 Tre mi cobija de lana, cavilando entre mis pensamientos
 Algunos recuerdos muy gratos. Por ejemplo, cuando mi
 Padre besaba la frente de mi madre; mi padre, creía que
 Yo dormía-entonces contaba con tres años-ya que cerra-
 Ba mis ojos cuando él volvía su rostro hacia mi, entre la
 Penumbra de la madrugada-como la de este momento-des-
 Pues partía, con el rebaño de ovejas, abriendo la portezue-
 La del corral, que en realidad era una gruta cavada entre
 Las rocas, donde se calentaba el rebaño del frío de las
 Noches.

 3er día

 Mi padre, cuando aun vivía, me platicaba de cierto orde-
 Namiento de Roma, en el que toda la población, de estas
 Tierras, debía empadronarse en la ciudad de su origen. Mi
 Padre era originario de Cafarnaúm, una población costera
 Del mar de Galilea, donde había pescadores. Barúj, mi padre
 Sabía pescar, pero era más bien pastor de ovejas. Las ovejas
 Pastaban, como lo hacen todavía, a orillas del lago. Abrevaban
 Su sed en ciertos arroyos que desembocan en el mar de Gali-
 Lea.
 4to día

 Se rumoraba, entre la gente, que el Mesías bendito
 Estaba por nacer. Las mujeres jóvenes, aun vírgenes,
 Se preparaban para recibirlo.
 Acostumbraba sacar a las ovejas por la mañana, tem-
 Prano, hasta el atardecer. Solamente el shabat, era
 Cuando descansábamos las ovejas, mi madre y yo.
 En el shabat, acudíamos a la sinagoga, a rezar y dar
 Gracias al Creador y pedir por la pronta redención
 De nuestro pueblo, Israel.
 Mi madre preparaba todos los alimentos, antes de que
 Comenzara el shabat. En el shabat, no podíamos hacer
 Ningún trabajo.

 5to día

 Después de probar un poco de leche, aceitunas y queso
 Partí con el rebaño de ovejas, por la mañana, temprano.
 Mi madre preparó los alimentos del almuerzo, los cuales
 Metí en un morral, que llevo siempre conmigo.
 Cuando llegué a orillas del lago encontré mucha gente
 Sentada o parada escuchando la predicación de un maestro.
 El maestro, era de muy buen aspecto, y vestía ropas sen-
 Cillas (una túnica y un manto) y estaba sentado sobre una
 Barca, a corta distancia de la gente. Me detuve un momento
 A contemplar todo esto. El rostro del maestro inspiraba
 Mucha bondad, y su voz era dulce, se entendía bien lo que
 Decía; alcancé a escuchar esto: “...bienaventurados los de
 Limpio corazón, porque verán a Dios. Bienaventurados los
 Pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios. Bien-
 Aventurados...” y en esto unas dos o tres ovejas se separa-
 Ron del rebaño. Y entonces tuve que apartarme para hacer-
 Car a tres ovejas, de entre ellas. Volví el rostro hacia el
 Maestro, mas ya no escuchaba, estaba un poco más retira-
 Do. Después, me aparte con el rebaño, un poco asombrado,
 Por lo que había visto y oído.

 6to día

 Este día, me levanté, como lo hago siempre, y partí
 Con el rebaño. Se me ocurrió subir cierta cuesta, el
 Sol iba alzando su mirada.
 Pasaron, delante de mi, otros pastores, uno con reba-
 Ño de cabras y otro con rebaño de ovejas, como el mío.
 Las ovejas del otro rebaño balaban con más fuerza,
 Mientras que las mías respondían con sus balidos.
 Al llegar el cenit, me refugié, bajo la sombra de un
 Olivo. Posteriormente, guié mi rebaño, hacia el mar de
 Galilea, para que abrevaran su sed. Reparé en que faltaba
 Una oveja, casi llegando al lago. Por fortuna había otros
 Rebaños con sus pastores y encargué, con gran encare-
 Cimiento a mis ovejas. Y partí, en busca de la perdida.
 Anduve un trecho, sin verla; de pronto advertí su bali-
 Do, ya que me resultaba inconfundible. Permanecía ato-
 Rada, entre unos matorrales; desatorándola, para des-
 Pues, llevarla conmigo. Al caer la tarde, en el crepuscu-
 Lo, me devolví a casa, con el rebaño, sin que faltase
 Ninguna de mis ovejas.
 
 7º día

 Me levanté un poco más tarde, ya que tuve un sueño pesa-
 Do. Tocaban en la puerta de mi casa, se trataba de Sarah
 Con su pequeño Isaac, de apenas tres años. Platicó con mi
 Madre y alcancé a escuchar que el maestro, que predicó
 A orillas del lago, estaba a punto de partir a otra población.
 Y Sarah, insistía, en que mi madre y yo, su hijo, no nos
 Perdiéramos la oportunidad de acercarnos al maestro. Y
 Partimos , mi madre, Sarah, con su pequeño y yo. Efecti-
 Vamente, encontramos al maestro, bajo el umbral de la
 Puerta de la sinagoga, había un gran gentío, a su alrededor.
 De pronto unos niños, pequeños...y una niña, se acurrucaron,
 Abrazando al maestro. Más, entonces, de pronto-sin saber
 Que ocurría en mi interior-corrí, con todas mis fuerzas
 Hacia el maestro y como era pequeño logré colarme entre
 La gente y entonces toqué el manto del maestro; mientras
 El maestro hablaba en estos términos: “Dejen que los ni-
 Ños se acerquen a mi y no se lo impidan, porque de los que
 Son como ellos es el reino de los cielos”. Podría jurar
 Que ese fue el día más feliz de mi vida.

 
MÉXICO, QUE GRANDE ES TU RIQUEZA

México, que grande es tu riqueza

 “...y luego te regalas
 toda entera,
 suave patria,
 alacena y pajarera”
 Ramón López Velarde

 Preámbulo

 Desde la fundación de la gran ciudad de México Tenoch-
 Titlan
Hasta nuestros días, con sus problemas y contrastes

 Esta riqueza es el patrimonio de cada mexicano.

 1

 peregrinando, desde lejana tierra
 
 recibieron la señal del dios Huitzilopochtli

 que debían partir hacia donde nace el sol

 donde debían fundar su ciudad

 que llegaria hacer un imperio, grande y fuerte

 en el lugar donde encontrasen una señal

 un águila devorando una serpiente

 partió, entonces, el pueblo mexica

 cuando llegaron al Valle de México

 en el cual había lagos, inmensos, de tranquilas aguas

 pronto, encontraron la señal, prometida, del dios
 providente

 un águila, devorando una serpiente

 posada sobre un nopal

 la cual, al percibir la llegada de los peregrinos

 hizo una profunda reverencia

 entonces, el pueblo mexica decidió, ahí mismo
 fundar su ciudad.

 2

 México Tenochtitlán, se convirtió en uno de los
 Principales centros poblacionales de Mesoamérica

 Amplias calzadas, la cruzaban; el templo dedicado
 Al dios sol, Huitzilopochtli, se erigía majestuoso

 Frente al dedicado al dios agua, Tlaloc...el pueblo
 Rendía culto a sus dioses

 Con sacrificios y ofrendas; de aquella época procede
 El imponente calendario conocido como azteca

 Según la leyenda, el hombre, procedía del maíz,
 En la etapa del quinto sol

 Este pueblo era gobernado por una dinastía de empe-
 Radores

 El cual se extendía desde el centro de México hasta
 Centroamérica

 3

 Nezahualcoyotl, rey y poeta, gobernaba, otro imperio
 Llamado Texcoco

 Hacia el sureste del territorio mesoamericano floreció
 Una gran civilización

 El imperio Maya, constituido por grandes centros de
 Culto y población, como: Palenque, Uxmal, Chichen
 Itzá, Tikal, Copán, entre otros
 Civilización que inventó el cero

 Grandes cenotes, con agua subterránea

 El Chilam Balam de Chumayel cuenta la historia
 De sus orígenes

 El quetzal era considerada un ave extraordinaria

 La leyenda de Quetzalcoatl (serpiente emplumada),
 Hombredios con dotes sorprendentes

 Que partió, inexplicablemente hacia el mar, prome-
 Tiendo que regresaría.

 4

 Moctezuma reinaba con gran esplendor, sobre el pue-
 Blo mexica

 Tiempo después reinó Cuauhtemoc, el águila que cae

 Entonces llegaron a costas del golfo de México

 Extranjeros, con grandes naves, que encayaron en tierras
 Mexicanas

 Prestamente, mensajeros, corrieron avisar al emperador

 Con grandes naves, desembarcaron, montados en extra-
 Ños animales, de cuatro patas

 Ceñidos con armaduras y cascos, parecían-más bien-se-
 Res terribles

 Se trataban, de Hernán Cortés y sus acompañantes; que
 Provenían, allende el mar, de tierras ibéricas

 En un principio, se creyó en Quetzalcoatl que había re-
 Gresado
 
 El emperador mexica los recibió con grandes presentes

 Incursionaron tierra adentro, en su afán de encontrar oro
 Y tesoros sin fin

 Al arribar a México Tenochtitlán, quedaron asombrados
 De su aspecto majestuoso

 Una gran ciudad, asentada sobre una isla, rodeada de un
 Magnifico lago, de apacibles aguas

 Grandes calzadas, la cruzaban

 Henchida de gente de tez morena, que ahora comerciaban
 En tianguis, labraban en sus chinampas o ofrecían sacrificios
 En grandes templos.

 5

 Al emperador Cuauhtemoc, no le pareció que aquellas gentes
 Viniesen con buenas intenciones
 
 Y decidió resistir al invasor

 Los españoles armados, montados en sus caballos, con arcabuces y espadas

 Diezmaron la población de aquella ciudad

 Sin embargo, los mexicanos pelearon con gran valor

 De tal forma, que los obligaron a retirarse

 Cortés se retiró a cierto árbol, llamado de la “noche triste”,
 A lamentar tal pérdida

 Posteriormente, hizo alianza con un pueblo enemigo de los
 Mexicas

 Los tlaxcaltecas, cuya intérprete era Malinche, se ofrecieron
 A pelear al lado de los invasores

 Y cayó, la gran ciudad de México Tenochtitlán

 Su emperador, Cuauhtemoc, fue torturado.

 6

 El territorio mesoamericano fue sometido

 Los españoles, colonizaron la nación mexicana

 La religión católica se impuso frente a las religiones
 Naturales o indígenas

 Y al mismo tiempo evitó la brutalidad con la cual los
 Conquistadores ibéricos

 Apaciguaron los ánimos indígenas

 Uno de los primeros grupos de misioneros

 Que evangelizaron a los naturales

 Perteneció a la orden de San Francisco

 Se construyeron iglesias, ermitas, conventos...

 Y también haciendas, grandes casonas, y palacios
 Para los conquistadores

 México aportó al mundo: maíz, chocolate, papa,
 Chile, etc.

 Primero se creyó haber conquistado las indias
 Occidentales

 Después, el continente entero llevó el nombre de
 Un colonizador: Americo Vespucio

 América, fue bautizada por los conquistadores

 7

 Un acontecimiento, venerable, impulsó la fe de
 Los pueblos indios

 La aparición, de la perfecta virgen santa María
 De Guadalupe

 Estampada en el ayate de un indígena llamado
 Juan Diego

 La imagen representaba, exactamente, a lo que se
 Refiere

 El libro bíblico del Apocalipsis, en el capitulo doce;
 Ahí se describe

 “he aquí a una mujer, vestida con el sol, la luna bajo
 sus pies y una corona de doce estrellas, ciñendo la
 cabeza”

 la imagen conquistó los corazones de los naturales
 y del pueblo en general

 y se le construyó una iglesia, que se convirtió, con
 el tiempo, en basílica.

 8

 En los tiempos coloniales, surgió un gran personaje

 En las letras, Sor Juana Inés de la Cruz; que para el
 Mundo Juana de Asbaje

 De padre español, nació en Nepantla

 Desde pequeña, mostró grandes dotes

 Su fama llegó hasta el virrey, de lo que era considerada,
 Entonces, la Nueva España

 Se ganó el favor de la esposa del virrey

 Convencida que en el siglo no podría desarrollar sus po-
 Tencialidades, ingresó en el convento de las Jerónimas

 Y desde su celda, de religiosa, llena de libros, escribió
 Sendos poemas

 
 La mayoría por encargo de otros, más “un papelillo
 Llamado el sueño primero”

 Murió de una epidemia, tras hacerse cargo de sus
 Hermanas de religión.

 9

 En el tiempo colonial, se construyeron grandes igle-
 Sias, como la catedral de la ciudad de México,

 Tepozotlán, Puebla de los Ángeles, con su bien traza-
 Da imagen urbana

 Además de otras ciudades y poblaciones, como:
 Guadalajara, y aquí mismo, en la ciudad de México,
 El convento de San Ángel; edificado por la orden
 Carmelita

 Y otras más, en otras tantas poblaciones; el arte barroco
 Combinado con el neoclásico, con elementos indígenas
 Y moriscos, floreció en toda esta noble tierra.

 10

 Desde la segunda mitad del siglo XVIII, España entró
 En decadencia

 En este siglo estalló la revolución francesa y poco tiem-
 Po después la independencia de Norteamérica

 La clase media novohispana: criollos y descendientes de
 Españoles. Se constituía en la clase social ilustrada

 Fue influenciada por estos sucesos, ya señalados

 Y brotó en el suelo mexicano, un gran anhelo

 Constituirse en una nación independiente

 Los conspiradores de Querétaro, la corregidora, Don
 Miguel Hidalgo y Costilla, Morelos...fueron aquellos
 Valientes hombres y mujeres
 Que impulsaron el movimiento independentista

 Sin embargo, la batalla les costó la vida a muchos
 De ellos

 Por ejemplo, Hidalgo, de linaje criollo, y sacerdote
 Católico

 Fue condenado, como hereje y degradado moralmente
 Por el alto clero

 Y finalmente, murió, decapitado

 El fruto de este esfuerzo y sacrificios desencadenó
 En el reconocimiento de nuestra independencia de la
 Corona española

 El surgimiento de una nueva nación, mexicana.

 11

 En el periodo independiente de México surgieron
 Grandes y controvertidos personajes

 Por ejemplo: Iturbide, que de participar en la guerra
 De independencia

 Se constituyó en el primer, emperador de México

 Posteriormente Santa Ana, presidente de la nación
 Mexicana, que expuso y perdió gran parte del terri-
 Torio nacional

 Estados como, California, Arizona, Nuevo México,
 Texas...que entonces pertenecían a la nación

 Fueron perdidos y comprados por la nación vecina

 Desde Europa, el poderoso Napoleón III, impuso a
 Nación mexicana un emperador

 Que fue bien recibido por la facción conservadora

 Maximiliano de Habsburgo, como emperador y su
 Esposa, la emperatriz Carlota; en el segundo impe-
 Rio mexicano

 Surgió, entonces, un gran líder de orígenes humildes;
 De estirpe indígena de Oaxaca

 Don Benito Juárez, que con sus fuerzas del pueblo,
 Derrocó el imperio de Maximiliano

 Y obligó a las ocupantes, fuerzas francesas...a huir

 Fue proclamado, en lo que se consideró: “la Reforma”;
 Como presidente del México soberano

 Y gobernó, como uno de los mejores estadistas que
 Ha tenido esta noble nación.

 12

 De la guerra de “Reforma” destacó Porfirio Díaz

 Que posteriormente fue elegido presidente

 Hay que reconocer que entre sus logros

 El establecimiento de los ferrocarriles y el fomento
 De la industria

 En ese tiempo imperó la desigualdad e injusticia

 Sobre todo en el campo; de las haciendas es cono-
 Cido

 Que en lugar de disfrutar, aunque sea un poco, de
 Su pobre salario, a los campesinos

 Se les endeudaba, cada vez más, con las famosas
 “tiendas de raya”

 Porfirio Díaz, se reeligió varias veces

 Privilegió a las clases altas y a los extranjeros.

 13

 Surgió el descontento, entre la población mexicana

 Destacaron ideólogos, anarquistas, los hermanos
 Flores Magón

 Y el “antirreleccionismo” de Francisco I. Madero y
 Pino Suárez

 Además, fuerzas revolucionarias

 Principalmente en el Norte con Francisco Villa; que
 Operaba con su famosa “División del Norte”

 Y en el Sur, Emiliano Zapata, luchando en el estado
 De Morelos...principalmente.

 14

 El dictador Porfirio Díaz, anunció a un periodista
 Norteamericano, con el apellido Creelman, su posible
 Retiro

 Esto provocó entusiasmo en la población

 Se convocaron elecciones, saliendo ganador: Francis-
 Co I. Madero

 Francisco I. Madero favoreció, por su carácter débil,
 A los continuadores del porfirismo

 Quien lo traicionó fue nada menos que su secretario
 De defensa, Victoriano Huerta

 Que operó el asesinato de Madero, Pino Suárez y Za-
 Pata

 Posteriormente ascendió al poder el general Carranza

 Se estableció la Constitución de 1917, que es la que
 Rige hasta nuestros días.                                                                             
 
 15

 Es importante, resaltar la persecución

 De la Iglesia Católica mexicana, cuando fungía como
 Presidente Plutarco Elías Calles; con su política anti-
 Clerical

 Pronto se armaron de fuerza y valor, los católicos de
 Entonces

 Unos pelearon desde los altares y otros entre las fuerzas
 Vivas
 
 Resultando, innumerables muertes

 Hasta que surgió un gran líder revolucionario: Lázaro
 Cárdenas

 Que mandó al exilio a Calles

 Hizo justicia en el campo, levantando los ánimos en la
 Población

 Expropió el petróleo de manos extranjeras

 Y con José Vasconcelos, reformó la educación.

 16

 Lo que siguió puede considerarse, como una traición
 A los ideales verdaderamente revolucionarios

 Una clase burocrática, que sucedió a los generales

 Y que privilegió a las clases altas

 ¡Y a esto le llamaron revolución!

 17

 Más aparte de ese lastre histórico

 Queda la lucha del pueblo mexicano
 Campesinos, ferrocarrileros, médicos, estudiantes,
 Intelectuales, artistas...que pelearon por la digni-
 Dad del mexicano autentico

 Enriqueciendo el patrimonio cultural del país

 Gracias a ellos, México es una gran nación.

 QUE TODO SEA
Que todo sea

 “...que me suceda
 como tu dices”
 Lc 1, 38

 Luz inmaterial: lucha hasta el fin, no poder más
 Hasta la Vida, no más
 Abrir los parpados cerrados por el transcurso de
 La muerte
 Viento, oh Espíritu, derriba el cerco de mi pobre
 Lengua
 Arde, fuego hermano, enciende todas las luces
 En el fondo de la tiniebla, tirita tenue una llama,
 Casi apagada, un poco más y muerta
 Que arda de luz toda esta oscuridad
 Despierte el hombre y mujer al impulso de la creación,
 Que se de cuenta de cuan importante es el instante
 De vida que es este vivir

 ¿Este vivir, vacuo?
 No, la lucha interminable hacia el ser
 Que renazca o resucite el ánimo
 Que alienta la materia
 Para que esta vida sea en Verdad Espíritu
 Bendito impulso de reventar, a plena luz,
 En una composición de colores y formas
 Que quieren internarse, en el ambiente
 Sed de ser, por fin luz

 Estas llamado a ser,
 No ocultes los talentos, con los que fuiste dotado
 Trabaja el incesante porvenir de la potencia
 El sueño de la crisálida
 Llénate los días y noches de plenitud,
 Aliento, fuerza original;
 Resucita de entre los restos mortales,
 Infunde Vida en ese montón de cenizas,
 Puñado de tierra,
 Emprende la danza y vuelo del Espíritu

 Se tu mismo,
 Escucha atento la voz de tu conciencia,
 No celebres el fracaso de la rutina,
 Tan solo se...es grave el momento
 Es la hora de los héroes,
 Quede atrás todo el montón de cadáveres en vida,
 Se tan solo
 Encarna esta vida con un “hágase” rotundo

 Anda, el camino no espera
 Vuela, sumérgete, danza
 Vibra con todos tus sentidos
 A través de la música silenciosa que anima la creación
 Entera
 ¿Pero qué ser...?
 imagen del Ser, tan solo
 que se derrama a todo aquello que reclama un poco,
 o un tanto, de aliento,
 alimento del cuerpo,
 medicina del alma...colma esa mano que se extiende,
 de Vida
 abraza ese par de brazos caídos,
 en un abrazo sincero, fraternal
 sonríe al triste, que tu sonrisa
 le infunda animo...no apagues el Espíritu
 sino permítele a través de tu ser,
 que se extienda y manifieste
 Una vez más, que todo sea.

POESIA RELIGIOSA

Solo se...

 Esencia de todas,
 Todo aquello que se inclina al bien,
 Espíritu y Verdad
 Que animas al desalentado,
 Levantas del polvo al postrado.
 ¡Cuánto haz sondeado
 este pobre corazón;
 que con solo tu mirar
 haz convertido
 en algo más valioso que un diamante!
 Fuera de ti,
 Todo es vacío,
 Miseria, sin sentido.
 Secreta luz,
 Fuego de Amor,
 Cantar de lo más alto y sublime.
 Eres renuncia de si,
 Entrega total,
 Unión perfecta;
 Porque tanto haz amado
 Respondo con el Amor grabado,
 De tus entrañas,
 Solo se que te amo,
 Amor de lo más alto y sublime, amén.

 Lágrimas

 Bendigo al pordiosero
 Y a cambio me regala
 Lágrimas
 Que caen resbalando,
 Por sus mejillas.

 Hacia ti

 Dios está presente
 En aquel condenado,
 En la prostituta,
 En el enfermo incurable...
 Y extiende su mano
 Hacia alguien,
 Tal vez, porqué no, hacia ti.
 Unida...

 Venturoso el camino,
 Muy de dentro,
 Estrecho, difícil;
 No faltan tropiezos,
 Sinsabores.
 Más el corazón clama
 Al Ser divino,
 Y el pan ácimo
 Y el vino,
 Consagrados,
 Aliento, paz, sosiego
 Al alma, otorgan.
 Y esta vida que pasa,
 Cesando,
 Encuentra lo Vivo
 Vida en ti viva,
 Para siempre,
 Unida en el Amor.

 Sin cesión

 Vuelve el Amor a su morada,
 Tan alta, que nada, ni nadie
 Le alcanza
 Más tan solo, a quien
 El Amor flecha,
 Encuentra su Cielo,
 Donde mora, sin cesión,
 Eternamente.

 Otro magnificat

 Proclama mi alma la grandeza
 Insondable del Señor
 Y mi espíritu se regocija en el Amor eterno
 Del Dios vivo y Salvador
 De la fatalidad del hombre
 Porque ha mirado tanta miseria en mi,
 Cual despojo de la creación;
 Desde ahora, en la que ha tendido su mano
 Sobre mi vida desolada,
 Me llamarán bienaventurado,
 Porque ha obrado en mi un milagro,
 Mientras que nadie reparaba
 En mis alas impotentes,
 Con tan solo su palabra he emprendido
 Vuelo tan alto,
 Huyendo de la trampa y el tormento;
 El Señor con su poder
 Me ha librado de la muerte en vida,
 Ha colmado, de gozo y serenidad,
 Todo mi ser;
 Su nombre es santo
 Y su Amor de Padre y Madre
 Se derrama sobre todos lo que lo honran,
 Actuó con la fuerza de su diestra,
 Derribando de sus tronos a poderosos
 Que sin entrañas, acumulan riquezas
 Oprimiendo a las grandes mayorías;
 Su Presencia es más clara
 En los de corazón sencillo,
 En aquellos que luchan toda una vida
 Con la frente limpia,
 Obrando con honestidad.
 Extendió su mano a Israel,
 Su pueblo amado,
 Al que ha de reunir, de todos los lugares
 En los que fue disperso, perseguido,
 Masacrado, para limpiar sus lágrimas
 Y levantar los ánimos,
 Para constituirlo en una nación santa,
 Como lo había prometido
 A nuestros antepasados,
 A favor de Abraham, padre de la fe,
 Que creyó sin haber visto,
 Dejando la tierra de su parentela
 A una tierra de promesa,
 De ardua labor, trabajo honesto y descanso, amén.

 Al Amor

 Levantad vuestro espíritu al Amor
 Trascendente, al Único e insondable Dios,
 Que de la miseria levantó nuestro destino,
 Sosteniéndonos con su cuerpo y sangre;
 Según el rito de Melquisedec,
 Rey y sacerdote de Salem,
 Que con el pan y vino,
 Fue grato a los ojos del Dios de la Vida,
 Rechazando tanto sacrificio
 Y exigiendo Misericordia para con las grandes
 Mayorías de marginados, limpios de corazón,
 Sufrientes...en fin, los bienaventurados;
 En las palabras del sermón de la montaña
 De aquel inolvidable nazareno.

UN APUNTE Y UN POEMA PARA NO PASAR INADVERTIDO
En el mar

 ¿Quién dice es tu última jornada?

 Toreando en la playa,
 Como nunca lo había visto,
 “el Glison”,
 a la hora del crepúsculo,
 en traje de baño,
 es embestido por el toro,
 brutalmente;
 aja, toro, antes de esto
 quisiste perderte en el mar...porqué no,
 torito, en el mar.

 Al querer

 A mi Sulamita.

 Estos son mis motivos,
 No quiero que pasen inadvertidos

 Anhelamos tanto ser uno solo

 Sin embargo, los nuestros, nos cerraron
 Puertas y ventanas

 Tal vez,
 Al querer continuar,
 Tendríamos que remar a contracorriente

 Pero que se puede hacer con un poco de dinero
 Y un montón de deudas

 Con la enfermedad a cuestas...

 “háganlo, es necesario”

 “son libertinos (arrojémosles piedras,
 día tras día, hora tras hora)”

 “pobrecitos, están enfermos
 y así quieren...”

 mi opinión es que debemos continuar

 a pesar de todo, contra viento, marea

 ambos, anhelantes, abiertos a Dios...

 a pesar, de que nuestras cruces resulten
 muy pesadas

 debemos tomar una decisión, por nuestra
 propia conciencia

 tal vez, encontremos un puerto, estación
 invencible, en nuestro caminar.

NOTA BIOGRAFICA

 El autor de este libro, Francisco Pulido Aranda
 Nació en la ciudad de México el 13 de enero de 1961.
 Se tituló como técnico en Nutrición, la
 Cual ejerció en el IMSS de Aguascalientes,
 Ags.
 Ha participado en los siguientes talleres de poesía:
 Carlos Illescas, Silvia Tomasa Rivera, Norma Bazúa,
 Rodolfo Meza, Óscar Oliva y últimamente Máximo
 Cerdio.
 Ha publicado tres plaquettes: Este pequeño bagaje,
 En 1999, con el seudónimo de Amén Francisco Al-
 Cabez, Cuesta arriba, en el 2002, y, A plena luz, en
 El 2003.
 Ha participado en antologías, suplementos culturales,
 Gacetas, revistas y periódicos. Además participó en un
 Programa de radio, llamado “La pluma del ganso”
 En Radio Educación, en el Distrito Federal.