logounion

Las armas nucleares, un temor latente

EFEMERIDES

Elizabeth Pérez Tecanhuey.

Hace 72 años el mundo conoció por primera vez el poder de las armas nucleares durante la segunda guerra mundial, un 6 de agosto de 1945, siendo las 8:15 A.M., hora local en la ciudad de Hiroshima, Japón, esta fue el blanco estratégico elegido por el gobierno de E.E.U.U. contra el Imperio Japonés. El bombardero americano B-29 "Enola Gay" siguiendo la orden emitida por el presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, deja caer su única bomba, la “Niño pequeño" a una altitud de 600 metros, sobre el centro de la ciudad. Según datos históricos, murieron instantáneamente aproximadamente140.000 de los 450.000, habitantes, otros 70.000 sufrieron graves heridas. A través de los años siguió cobrando vidas, como consecuencia de la radiación otras decenas de miles de personas fueron muriendo. La bomba que fue llamada “Little boy” por los americanos era una bomba de uranio-235, la cual pesaba 4.400 kilogramos, con un diámetro de 75 centímetros, una longitud de 3 metros, y 16 kilotones de potencia explosiva equivalentes a 1600 toneladas de dinamita.

Tres días después, el 9 de agosto de ese mismo año, la ciudad de Nagasaki, Japón, se convierte en el segundo blanco de una bomba nuclear. El bombardero B-29 "Bock's Car" dejó caer la segunda bomba, "Fat Man", escogiendo la fábrica Mitsubishi como blanco. En esta ciudad mueren en el ataque 50.000 de los 195.000 personas y otras 30.000 sufren graves heridas. 

El 12 de agosto de 1953, en Kazakistán, de la extinta URSS, se contaba con un programa de pruebas nucleares, y es donde los soviéticos lograron estallar su primera bomba de hidrógeno, 11 meses después de que lo hicieron los norteamericanos. Esta bomba superó por mucho el poder de explosión que tuvo la bomba de Hiroshima, ya que fue de 400 kilotones, es decir, 30 veces mayor el poder explosivo que tuvo la “little boy”, y lograron reducir el tamaño de la bomba y volverla más versátil en comparación con la bomba de hidrogeno que fabricaron los científicos de Estados Unidos. Los rusos con estos aciertos logran establecerse en el primer lugar de la carrera nuclear. 
Durante los años cincuenta y ochenta (La Guerra Fría), influyo para que las dos grandes potencias Estados Unidos y la ex Unión Soviética, aumentaran su temido arsenal.  En la actualidad varios países cuentan ya con arsenal nuclear propio, según el sitio activista de abolición The International Campaign to Abolish Nuclear Weapons (ICAN) 

País                                Cantidad de ojivas nucleares
Estados Unidos                                  6 800
Rusia                                                  7 000
Francia                                                  300
China                                                     260
Inglaterra                                               215
Pakistán                                                 130
India                                                      120
Israel                                                        80
Corea                                                        10

En libros, revistas y hasta documentales a menudo se utiliza la frase «el padre de la bomba atómica» para hacer mención a dos personas, Einstein y Oppenheimer.  Y fue en 1905, cuando Einstein, dio a conocer la equivalencia entre masa e inercia (E = mc2), quien dedujo teóricamente que un grano de material por pequeño que fuera, pero multiplicado por el cuadrado de la velocidad de la luz, haría que se obtuvieran grandes cantidades de energía.

La primer prueba de la bomba atómica se realizó bajo el nombre del Prueba Trinity, el 16 de julio de 1945 en Nuevo México, Oppenheimer declaro ese mismo día que se le vinieron a la mente las palabras de Bhagavad Gita “Ahora me he convertido en la muerte, el destructor de mundos” al darse cuenta del poder del arma que desarrollaron, Oppenheimer durante el resto de su vida llevo acuestas el fallecimiento de personas inocentes, cuando las bombas nucleares fueron lanzadas contra los japoneses en Hiroshima y Nagasaki.

Posiblemente Einstein no tenía pensado que su descubrimiento llevaría a la creación de la primera bomba atómica y al origen de la carrera nuclear que hoy nos tiene al filo del tiempo, sobre el destino de la humanidad, lo que nos hace tener pesadillas o visiones sobre el día en que la vida en la tierra desaparecerá bajo una lluvia nuclear, una lluvia de hidrogeno, o una lluvia de neutrones. 

Sin embargo, debemos recordar que, gracias al desarrollo de la bomba atómica, se dieron otros grandes avances en la ciencia, como lo es la medicina nuclear, lo que nos lleva a la siguiente pregunta clave: ¿donde estaríamos en este momento si Einstein no hubiera generado su teoría sobre la equivalencia entre masa e inercia (E = mc2) y Oppenheimer no hubiera participado en la Prueba Trinity y el Proyecto Manhattan?